Modula: la solución ideal para una lean manufacturing

  • Modula: la soluzione ideale per una lean manufacturing

Modula: la solución ideal para una lean manufacturing

10 abril 2018|Aplicaciones|

Pensemos en el almacén tradicional: ¿cuánto tiempo se pierde en identificar y retirar la mercancía?

Imaginemos las típicas estanterías estáticas, donde para alcanzar los puntos más altos hay que utilizar una escalera o una carretilla elevadora. Los operadores, para coger o almacenar los artículos, estarán expuestos a peligros, y al finalizar todas estas operaciones peligrosas el producto probablemente estará dañado.

Son algunas de las ineficacias que suelen observarse en una empresa y que comportan un enorme desperdicio de tiempo y dinero.

Los almacenes Modula son la respuesta ideal para una lean manufacturing, es decir, una manera de reducir los derroches sin obstaculizar el proceso productivo.

¿Cuáles son los derroches que nuestras tecnologías verticales pueden eliminar?

Los 8 derroches que los almacenes verticales automáticos pueden eliminar

1. Errores de recogida

Estudios de sector han demostrado que cada error de recogida se traduce en una caída del 11-13% de la rentabilidad.

Los almacenes verticales Modula son sistemas de archivo totalmente automatizados que permiten acceder rápidamente a las existencias.

Con un solo toque en la consola Copilot, los productos se entregan directamente al operador siguiendo el principio “mercancía a hombre”. Además, con el puntero láser, los artículos son evidenciados por una línea roja (que indica la columna de recogida) y un punto verde (que aísla la posición exacta).

Esto permite reducir notablemente los errores humanos y los tiempos de ejecución de los pedidos.

2. Elaboración de los pedidos

La elaboración de los pedidos se puede simplificar gracias al software Modula WMS, que se puede conectar directamente al ERP de la empresa, asegurando el seguimiento completo y el inventario en tiempo real.

De la misma manera, todas las operaciones de recogida son monitorizadas y se registran a través de los procedimientos de login. Esto impide a los operadores recoger artículos iguales o robar productos de valor

3. Superproducción

La superproducción ocurre cuando se produce un número de artículos superior al número de artículos pedidos por los clientes.

Muchas empresas programan la producción sobre la base de previsiones poco claras, o imprecisas, sin un panorama exacto de la cantidad de producto disponible en almacén.

Con los almacenes verticales Modula es posible verificar las existencias con intervalos regulares, para tener una mejor visión y hacer previsiones precisas de los pedidos futuros.

4. Coste del trabajo

Los almacenes automáticos pueden aumentar la productividad de la fuerza de trabajo hasta en un 85%, ya que un operador puede gestionar el mismo volumen de trabajo anteriormente ejecutado por varios operadores.

Gracias a funciones como el puntero láser o la barra alfanumérica, el objeto y la cantidad a recoger son inmediatamente identificados.

5. Espera

La espera suele ser el resultado de procesos desequilibrados que causan retrasos en el flujo e inactividad de los operadores.

Cuando la producción se bloquea, aunque no se produzca nada, el coste de las operaciones sigue aumentando.

La lean manufacturing apunta a garantizar un flujo constante en la producción, evitando interrupciones y retrasos. Los almacenes verticales automáticos contribuyen de manera significativa a limitar estos problemas.

Los operadores pueden gestionar los pedidos en menos tiempo, incluso durante los picos de carga. Con un único mando la mercancía es transportada por el operador sin bloqueos ni retrasos.

6. Costes de almacenaje

¿Cuánto cuesta el alquiler de los locales y el mantenimiento de los edificios dedicados al almacén? Mucho. Por eso es indispensable optimizar el espacio ocupado. Con los almacenes verticales Modula es posible reducir hasta en un 90 % el espacio ocupado en el suelo.

La estructura vertical de Modula aprovecha la altura disponible del edificio hasta un máximo de 16 metros.

Las bandejas pueden contener diferentes productos y se pueden ordenar y dividir según las exigencias: es posible aumentar la altura de los cantos e incrementar el volumen del compartimento. La disposición de la bandeja no es fija sino que se puede modificar en cualquier momento.

7. Transporte

Una subdivisión funcional del espacio disponible puede ayudar a las empresas a operar de manera eficiente.

Los almacenes verticales Modula siguen el principio mercancía a hombre, y entregan los artículos en un puesto fijo donde se realizan las operaciones de retiro y abastecimiento.

Este sistema hace al puesto de trabajo más seguro y reduce los desplazamientos de mercancía y el coste de los daños que pueden producirse durante el transporte.

8. Desplazamientos y seguridad

El tiempo de recorrido para la recuperación de los componentes se reduce hasta en un 70% respecto de las estanterías tradicionales. La productividad puede aumentar hasta 3 veces.

Los almacenes verticales no sólo reducen de manera significativa el riesgo de lesiones por movimiento sino que ofrecen la máxima seguridad para el personal, aun en las condiciones de trabajo más difíciles.

El artículo se entrega directamente a los empleados sin exponerlos a partes móviles y sin necesidad de máquinas especiales. Los productos y las herramientas de trabajo se retiran del suelo para evitar accidentes.

¿Quieres saber más sobre los almacenes verticales?

Si los almacenes Modula han despertado tu curiosidad, contacta con nosotros y te explicaremos cómo utilizarlos según tus exigencias.

Contáctenos