Las desventajas de los almacenes tradicionales: por qué no elegirlos

  • Las desventajas de los almacenes tradicionales: por qué no elegirlos

Las desventajas de los almacenes tradicionales: por qué no elegirlos

28 noviembre 2018|Gestión del almacén|

Cuando el objetivo es optimizar lead time y costes, los almacenes tradicionales no son la solución correcta.

Los modelos de gestión del pasado no responden a las exigencias de hoy, no se adaptan a los procesos productivos actuales y no pueden garantizar una respuesta competitiva a las dinámicas de mercado.

Veamos los principales límites de los sistemas de gestión del almacén tradicionales.

Almacén apilado

El almacén apilado se recomienda sólo si la variedad de referencias gestionadas y el desplazamiento de bultos son mínimos.
No es adecuado para productos caracterizados por obsolescencia, que podrían deteriorarse en las partes menos accesibles del almacén.
La mercancía debe necesariamente estar contenida en cajas regulares y rígidas o en palets, con la imposibilidad, por motivos de seguridad, de aprovechar la altura del espacio.

Almacén con estanterías

A diferencia de otros sistemas, el sistema con estanterías no permite la optimización del espacio en el almacén, ya que requiere pasillos de acceso y carriles para permitir las maniobras y los desplazamientos.
Al igual que con los almacenes apilados, los tiempos de recogida, si bien son inferiores, no se prestan para el almacenamiento de mercancías con desplazamientos altamente frecuentes.

Almacenes Drive-In y Drive-Through

Los almacenes drive in y drive through tienen una eficiencia volumétrica y una densidad de almacenamiento notables, con posibilidad de gestión según lógicas FIFO y/o LIFO.
Las desventajas de este sistema radican en la limitación de las medidas de las unidades de carga y el número limitado de referencias almacenables, condición esencial para la eficiencia de este tipo de sistemas.

Almacén cantilever

El almacén Cantilever permite el almacenamiento de unidades de carga de diferentes medidas y formas pero constituye un sistema competitivo sólo para bultos de alto peso y longitud consistente, como tubos, barras, tablas, etc.
El índice volumétrico y superficial son bajos y es necesaria la presencia de un pasillo de acceso a los estantes.

Almacén compactable

Un almacén compactable permite una reducción del espacio ocupado por los pasillos con un buen índice volumétrico.
Las principales desventajas se vinculan a la baja flexibilidad y selectividad, características que requieren consideraciones particulares tanto durante el proyecto como durante el almacenamiento, para posicionar y almacenar las unidades de carga en función de los futuros retiros.

Estanterías y cajoneras para piezas pequeñas

El principal defecto de los métodos tradicionales con estantes y cajones es el factor humano.
La recogida a mano y la gestión de los códigos pueden resultar eficientes sólo en caso de bajo número de referencias.

La ciencia de la automatización ha tratado de dar una respuesta a cada uno de los defectos de los sistemas tradicionales mencionados. Hoy es posible contar con sistemas de gestión automatizada, tanto fijos (almacenes automáticos con trasladadores-elevadores) como modulares (almacenes verticales automáticos) que responden con eficiencia a las exigencias modernas de almacenamiento y desplazamiento de los almacenes.

Descubre los principales modelos de gestión automatizados.

¿Quieres saber más sobre los almacenes verticales?

Si los almacenes Modula han despertado tu curiosidad, contacta con nosotros y te explicaremos cómo utilizarlos según tus exigencias.

Contáctenos